sábado, 19 de diciembre de 2009

SIN OLVIDO, SIN PERDON


                                                                           foto:  Inocencia de Mal, 2006
 
en la vida, a veces, las palabras son como las plumas de una almohada que sacudes en la azotea,............se las lleva el viento ................................... tan fácil de soltarlas, tan imposible de recogerlas ................... c´est la vie. En la magnifica película La Duda (Doubt), se ve su porqué
 
sin olvido, no hay perdón posible, es así, no hay más. En cierta ocasión me dijeron: no me llames cuando te vayas a morir ................., y por ello, no lo haré, consecuentemente,.....con toda su carga, con todo su peso semántico
 
en otra ocasión dije: no volveré a esta ciudad, a este paseo y no lo haré, de ninguna de las formas posibles, a ese Paseo, jamás. A la ciudad no la castigaré, no es entidad. Ni aunque las ranas terminen criando pelos, ni entonces ................ volveré
 
pero claro, siempre cabe que, ya que Mahoma no va a la montaña, está si lo haga a Mahoma, y eso esta por ver....
 
día a día, año tras año......
 
más de una deuda, llegas a cobrar después de 16 años. A final, todo se reduce a paciencia, paciencia para...........ver pasar al cadaver de la cause en se, pero ya, para qué? te sirve a ti para algo?. A ellos si, lo hacen para que les perdone su dios, para que les perdone hipocritamente su propia conciencia
 
y todo ello, lo digo sin acritud, sin rencor, sin olvido y claro, sin perdón
 
© Áles