lunes, 14 de diciembre de 2009

PRINCIPIO DE MAL

El principio, fundamento o presupuesto de Mal, parte en
filosofía, de la ausencia de su opuesto, es la carencia de
Bien

Se nace libre, puro, en un estado de neutralidad natural,
por consiguiente, podemos decir que el Mal se genera
en el entorno en que se nace y crece ...... activa o
pasivamente

Esta razón entra en total confrontación con la idea
original de la religión católica. El Ser hace inocente

Somos animales instintivos y por otro lado repetitivos.
En estado de total libertad y aislamiento social inicial,
las acciones carecen de los conceptos de Bien y Mal
salvo quizás, en caso de producir displacer con respecto
a otro ser o naturaleza, pero esto sería bajo una óptica
social

Por nuestro primer motor, podríamos realizar actos bajo
el concepto de no Bien social, por ignorancia del mismo.
El Mal en si mismo no existe, toma entidad cuando
hacemos de una u otra forma, el no Bien

En sociedad si hacemos el Mal, dado que partimos de
que ya conocemos los dos presupuestos, las dos
concepciones. Es siempre una entidad egoísta e
interesada. Ya sea instintiva, espontánea o deliberada
su motivación, en forma pasiva o activa

El Mal cultivado, es la más miserable de las acciones
humanas, se retroalimenta de si mismo, siendo
bidireccional, hacia el exterior e interior, denigrando
la esencia natural del Ser, descalificandolo
intrínsicamente de su natural base humana

En si mismo, es el caos, el desorden, el conflicto. Su
esencia está en el negro más abisal, es la perdida total
y la más absoluta oscuridad. Es un mundo sin colores,
sin energía, un auténtico agujero negro del que no escapa
ni la propia luz y ............... todo ello esta ahí, en nuestra
pulsión de Mal, en nosotros mismos ...........................

© Al

1 comentario:

  1. El Mal puede anidar en cualquiera de nosotros, de forma inconsciente o subconsciente, en determinados momentos de nuestra vida. El Mal, que es el no Bien, la omisión, la indiferencia hacia los demás, incluso hacia los seres supuestamente queridos. La naturaleza humana es tan complicada...me dijeron una vez, y, después de penasrlo, no puedo más que asentir.

    ResponderEliminar